22 de agosto de 2013

Verano en Cañizares ( Cuenca )

Este verano las vacaciones las he pasado en el pueblo y siempre es tremenda-mente agradable volver a ver a la familia y amigos pues son pocas las ocasiones que hay al año para poder hacerlo y hay que disfrutarlas lo máximo posible.

Evidentemente también he disfrutado mucho de mi pasión por la fotografía que precisamente es el motivo de este articulo.

Nada mas llegar a Cañizares eran noches de luna llena y eso había que aprovecharlo para salir a por nocturnas, pues los cielos son realmente impresionantes la vía láctea se contemplaba con una claridad sorprendente y además la contaminación lumínica es prácticamente nula (según la zona evidentemente) con lo que facilita mucho este tipo de fotos, fueron varias noches de salidas aunque en este tipo de tomas la cantidad conseguida no fue mucha.



Pasados estos primeros días tomo todo el protagonismo la fotografía diurna y había que buscar localizaciones para capturar y que mejor que unos molinos de viento, pues dicho y hecho la familia y yo nos dirigimos a Mota del Cuervo y Belmonte, en el primero como he comentado unos molinos totalmente restaurados forman una línea de 10 consecutivos y bien acondicionada la zona donde están situados y te sientes como Don Quijote contemplándolos y en Belmonte el magnifico castillo también totalmente restaurado que tuvimos la mala suerte de no poder visitarlo en su interior porque en aquellos momentos estaban rodando un anuncio y no era posible recorrerlo, tengo que decir que la temperatura era de 43º y como os podéis imaginar el sol era como una losa muy, muy, pesada.

Otra de las visitas fotográficas fue hacia la Cueva de la Ramera, situada en la Hoz de Beteta, es una cueva colgada en mitad de un elevado escarpe rocoso formado por las dolomías del Turonense, para acceder a ella han acondicionado una gran escalera necesaria para su acceso, a su entrada existía un poblado de la Edad de Bronce, el recorrido desde la carretera hasta llegar a la entrada es precioso, para ir disfrutando todo el camino de sus hermosos rincones.



La siguiente visita fue en la provincia de Guadalajara en el termino de Molina de Aragón, la zona en concreto es la Virgen de la Hoz, el río Gallo recorre un terreno de arenisca y ha formado enormes paredes y monolitos, en ellos y a través del tamaño de los cantos rodados que se han depositado se puede ver las diferentes transformaciones que sufrió el río. Encima de la iglesia hay un monolito muy alto donde se sube a los miradores por una escalera labrada en la roca de 270 escalones. La iglesia del Barranco de la Virgen de la Hoz es gótico-renacentista y la roca viva forma parte de la construcción. Tiene hospedería que se creó para alojar a peregrinos y romeros. La parte más antigua del santuario se fecha en el s.XIII.





Y la ultima salida representativa fotográficamente hablando fue en el salto del Tajo en el termino de Poveda de la Sierra, es un salto de agua de considerable tamaño y de bella estampa, esta localizado en un paraje boscoso de gran belleza que hace que paseando por allí te sientas fuera de preocupaciones y te dediques a contemplar todo lo que te rodea.

Espero que este articulo haya servido para divulgar esta pequeña parte de mi tierra.

Saludos.