4 de abril de 2015

50 Años

Pues no se cumplen todos los días los 50, quizás te has de plantear otras cosas que no hiciste en el pasado, aunque yo pienso que no, porque tendría que ser diferente a partir de ahora, lo que creo que se debe hacer, es disfrutar lo máximo posible de todo lo que nos rodea, principalmente la familia y amigos, e intentar conseguir todas las ilusiones que nos sean posibles, aunque intentando evitar las obsesiones.

Lo que si os puedo decir que fue un aniversario muy especial con mi familia y que Yolanda me hizo uno de los regalos que mas me ha emocionado en mi vida, pero bueno no me pondré nostálgico y paso a contaros la experiencia fotográfica vivida esos días.

Decidimos salir unos días fuera, concretamente al pueblo de Plan en la provincia de Huesca, es un entorno espectacular, quizás la gente lo recuerde todavia por la caravana de mujeres de hace ya muchísimos años, pero la verdad debería recordarse por la belleza de sus paisajes.

Al día siguiente a llegar decidimos acercarnos el Parador de Bielsa o mas bien al parking del Valle de Pineta para realizar un itinerario de unas 4 horas de duración y 700m de desnivel acumulado en el que nos acercamos a los pies de las espectaculares cascadas del Cinca o también denominados Churros de Marmorés y completaremos la excursión visitando los Llanos y Cascadas de La Larri.

La excursión se inicio en una cota de 1.280m desde donde tomemos la pista en suave ascensión y nos llevará unos 45 minutos llegar al puente del río Cinca. Durante este tramo pudimos ir contemplando numerosas cascadas que se precipitan por el Circo de Pineta, pasado el puente, unos metros más adelante, tomaremos una senda bien señalizada que sale a la izquierda de la pista. Tras 1 hora y media de excursión y habiendo salvado un desnivel de 460 metros llegamos a los pies de las cascadas del Cinca.

Proseguimos el recorrido por la pista en dirección a los Llanos de La Larri.  La pista discurre cómodamente a la sombra de hayedos y con apenas desnivel. Continuamos por la pista hasta llegar a una valla ganadera desde donde el camino comienza decididamente a ganar altura, tras aproximadamente 1 hora de recorrido desde las cascadas del Cinca llegamos a la extensa y verde pradera de más de 1,3 kilómetros de longitud, conocida como Llanos de La LarriEl último tramo del recorrido consiste en un paseo de apenas 30 minutos sin apenas desnivel hasta llegar a las Cascadas de La Larri.

Al día siguiente nuestra intención era subir al Ibon de Plan a tomar unas fotos de ese espectacular lugar, pero por desgracia no fue posible el tiempo nos lo impidió, por lo que estuvimos moviéndonos con el coche por lugares mas accesibles y disfrutando todo lo que pudimos de ese maravilloso lugar.

Fue un fin de semana corto pero muy intenso, aunque seguramente tengamos que volver a rematar la intención que llevábamos.